Automatización del control de presencia en establecimientos públicos

Dentro del recién anunciado plan del gobierno de España para entrar en lo que llaman nueva normalidad, se va a exigir a muchos negocios para su apertura, un control del aforo. El razonado objetivo (intuimos) es el de minimizar el riesgo de nuevos contagios que eviten problemas mayores, desde un nuevo colapso de los servicios sanitarios hasta una posible marcha atrás hacia nuevas medidas de confinamiento que nadie desea.

Independientemente de los aspectos económicos o financieros que puedan influir en la decisión de abrir bajo estas condiciones de reducción del aforo, hay algunos negocios que tienen más fácil que otros esa gestión y control de presencia. Me refiero a todos aquellos que puedan saber a priori cuánta gente va a estar en sus locales. En esta categoría se encuentran desde negocios culturales o de ocio y entretenimiento (teatros, cines, museos, parques de ocio) en los que el control se hará por entradas vendidas hasta otros tipo peluquerías o centros sanitarios en los que se trabajará bajo “cita previa”. En todos estos casos, el control del aforo es previo a la presencia física.

Al lado de estos, se encuentran otros negocios donde esto se hace mucho más complicado. En esta categoría entran desde los centros comerciales hasta los grandes establecimientos “mono marca” que en muchos casos ocupan una enorme superficie y disponen de múltiples entradas. También nos encontramos en esta categoría a las franquicias de restauración que normalmente no trabajan bajo el modelo “cita previa” aunque el control de accesos es más fácil de gestionar.

¿Qué soluciones podemos aportar desde el lado tecnológico para todos, pero en especial para los centros comerciales y grandes establecimientos? Desde eSmartIT (www.esmartit.es) llevamos 2 años trabajando con clientes a través de nuestra plataforma “customer engagement” cuyo servicio base sobre el que se construyen otros (desde location analytics, activación de campañas hasta trazabilidad online/offline) es precisamente ese: “footfall” o conteo automatizado de personas cuyo ratio de precisión supera el 98%.

La razón de este exitoso ratio es muy sencilla: no se basa en sensores de presencia o movimiento en los que si pasas 4 veces por delante del sensor te cuenta como 4 presencias (hay que ver lo que les gusta a algunos niños entrar y salir por estos sensores de la gran mayoría de las tiendas de ropa). Tampoco se basa en cámaras de reconocimiento facial donde la tecnología todavía no esta suficientemente implantada ni madura para casos de solapamiento de muchas caras sobre la misma cámara.

La solución de eSmartIT muestra en tiempo real cuantas personas hay en cada momento y tiene un sistema de alerta que indica que el aforo real ha superado el aforo permitido. Al ser el ratio permitido un dato configurable en la plataforma tecnológica, según vayamos pasando las distintas fases podremos ir ajustando dicho control de aforo. ¿La alternativa? Poner una persona “contadora” en cada entrada al centro comercial (incluidas las entradas por los garajes de los control) cuya misión será contar entradas y salidas, pero no sólo eso. Ese conteo manual deberá volcarse en tiempo real en alguna base de datos donde todas las personas “contadoras” tendrán que volcar la información y alguien deberá supervisar toda esa gestión para tomar decisiones también en tiempo real.

Es tiempo de confiar en la tecnología que está disponible y es de fácil implantación. También es tiempo de repensar los negocios y todos sus procesos internos que permitan sacar el máximo valor al dato, explotarlo y tomar decisiones en beneficio de los consumidores finales y, en ultima instancia, de las propias empresas.